Páginas vistas en total

viernes, 9 de marzo de 2012

Cuicatlán


En lengua náhuatl significa “tierra del canto”, población enclavada en la Región de la Cañada. José Antonio Gay escribe en el siglo XIX. “Ocupaban el estrecho y profundo valle que va desde Atatlauca hasta Quiotepec, derramándose por un costado en las mixtecas y por el otro en las sierras de Pápalo y Teutila, hasta encontrar a los chinantecos y guatinicamanes.



Su capital fue Cuicatlán, cerca del caudaloso río de su nombre, situada en terreno fértil, pero ardiente y enfermizo. Se mantuvieron independientes.”


La Cañada es un paso milenario de los seres humanos, animales y plantas entre Norte América y Centro América.


Razón por la que tiene un gran valor botánico y cultural, ya que durante mucho tiempo fue el paso obligado entre los pueblos del Anáhuac y cuando llegaron los españoles, sufrieron la invasión directamente.



Cortés le dio en encomienda el pueblo de Cuicatlán a Juan Tirado y a Gonzalo de Robles. Es un lugar muy productivo y especialmente las frutas son cosechadas y vendidas a un costado de la carretera.


El significado de Cuicatlán, metafóricamente significa sabiduría. Con “Flor y Canto” los antiguos mexicanos crearon la Toltecayotl, conjunto de ideas y principios del mundo, la vida y su profundo significado para el hombre del Anáhuac.



Es por ello que aquí debió existir alguna institución donde se generaba este conocimiento. Cuicatlán se asienta en la base de una enorme pared roja de proporciones megalíticas.


Actualmente ya se perdió la lengua y el pueblo mantiene las tradiciones y costumbres del sincretismo cultural.



El día de mercado es el sábado y vienen de toda la cañada y hasta de Tehuacan, personas a comerciar.



El centro de la ciudad tiene un jardín que se encuentra frente al templo y estuvo rodeado de portales.


La arquitectura vernácula se ha perdido casi en su totalidad y la modernidad arrasó con las construcciones de adobe, de muros anchos y altos, vigas y tejas, con sus corredores frescos.


Cuicatlán es visita obligada si viene a Oaxaca por la carretera antigua de Tehuacan-Oaxaca o si va de Oaxaca a Huautla.


Vale la pena detenerse en esta pequeña población que guarda en su gente la nobleza de un pueblo muy antiguo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada