Páginas vistas en total

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Santo Domingo, Teojomulco, Sola de Vega

 
La cultura chatina pertenece a la rica herencia cultural del estado de Oaxaca. Se ubican en las montañas de la Sierra Sur y se accesa por la carretera que va de la Ciudad de Oaxaca a Puerto Escondido, poco antes de llegar a Sola de Vega existe una desviación a mano derecha.
El pueblo chatino de esta región se nombran en su lengua Cha´cña, “kitse cha´tino”. Gente muy sensible y de un trato amable y respetuoso.
 
Santo Domingo, Teojomulco, en lengua náhuatl significa “Rincón de Dios” y se tiene en la memoria colectiva que fue fundado mucho antes de la invasión castellana.
 
Santo Domingo, Teojomulco, en lengua náhuatl significa “Rincón de Dios” y se tiene en la memoria colectiva que fue fundado mucho antes de la invasión castellana.
 
Los españoles se asentaron en la región porque encontraron oro en 1545, lo cual impulsó la construcción del templo católico por parte de los dominicos en 1697, dedicado a la Virgen María, que celebran el 12 de diciembre. Festejan a su Santo patrón Santo Domingo.
 
La cabecera municipal es Santo Domingo Teojomulco, sus principales localidades son: La Estancia, Las Huertas, San Pablo, La Cieneguilla, Llano Verde, Cuajinicuil, El Limón, La Laguna, El Extachi. La actividad preponderante de estas comunidades es la agricultura.
 
La cultura de la Sierra Sur tiene muy presente la influencia de la costa. Por esta razón el baile representativo es “La Chilena”. Ha sido una zona poco desarrollada económicamente, en parte, por el difícil acceso entre las montañas.
 
El muncipio colinda al norte con Santiago Xochiltepec, al oriente con San Lorenzo Texmelucan; al poniente con Santa María Zaniza y Zenzontepec; al suroeste con San Jacinto Tlacotepec; al sur con Santiago Minas.
 
Existe una vegetación arbustiva, con pastizales y bosques en el que podemos encontrar: encinos, ocoteras huisaches, sauces, huajes, tepehuajes. La fauna que predomina en el municipio se integra por: venado, tejón, jabalí, conejo, ratas, ardillas, armadillos, tlacuaches, víbora de cascabel, coralillo, culebra ratonera, entre otros.
 
Es una de las regiones “vírgenes” de Oaxaca para el turismo. No cuenta con una excelente infraestructura turística, pero aquellas personas que les guste tratar con “gente verdadera” en un paraíso de la Naturaleza, les recomendamos que recorran los alrededores de Teojomulco.