Páginas vistas en total

sábado, 8 de noviembre de 2014

"La Casa de Cortés"


Esta espléndida construcción es una obra de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII. Existe una disputa sobre el origen de la casa. Por supuesto que nunca la habitó Hernán Cortés dado que se construyó muchos años después de su muerte.


Sin embargo, se supone que su hijo Martín Cortés, “el criollo”, porque su primer hijo, también lo llamó Martín Cortés, pero éste fue hijo de Malinche, por lo que lo llamaban “el mestizo”. Pues bien, el criollo fue poseedor de una casa en el lote donde actualmente se encuentra la actual, que tal vez por eso le llama, “la Casa de Cortés”.


Actualmente en esta bella casona se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca MACO. Una más de las iniciativas culturales del Maestro Francisco Toledo, el gran benefactor cultural de Oaxaca.
   

La casa posee una fachada de dos cuerpos que aparentemente no guardan relación. El cuerpo inferior  presenta dos medias columnas dóricas estriadas, labradas en su tercio inferior, sobre las que se asienta un dintel adornado con una concha de gran tamaño.


El segundo cuerpo nos muestra un estilo y piedra diferente. Se trata de dos medias columnas helicoidales de orden corintio que enmarcan un balcón. Sobre él descansa una hornacina también entre columnas helicoidales a cuyos lados se disponen dos escudos de armas pertenecientes uno a la familia Pinelo y otro cuya atribución a la familia Lasso de la Vega es erróneo.


Algunos autores han querido identificar el cuerpo inferior de esta fachada con la portada de la casa de Cortés que trasladó Luis Ramírez de Aguilar. Es posible que de esa portada, que quedó abandonada, se aprovechasen algunos elementos para la construcción de ésta —las uniones del fuste de la columna así lo acreditan y, posiblemente, de ahí su denominación actual como "casa de Cortés"— pero los capiteles son diferentes de los que aparecen en el plano que levantó Juan de Aragón en 1688 así como la concha que la adorna.


Se trata por lo tanto de un aprovechamiento de materiales y no de una trasposición de la parte inferior de la portada. En cualquier caso es evidente que la suplantación del escudo nobiliario por un elemento naturalista (en este caso una concha) marcó la arquitectura civil de la ciudad como se puede apreciar aún y que en su momento sus dueños trataron de emular la gran casa construida por el conquistador en Oaxaca.


Finalmente diremos que es un espacio muy bello y muy bien cuidado. El gusto por la arquitectura se puede complacer plenamente, sin contar, por supuesto, de las obras arte que el MACO permanentemente exhibe, con una excelente y profesional museografía.  


  Información tomada de Fátima Halcón. Configuración Urbana de Oaxaca: La Casa de Hernán Cortés.http://institucional.us.es/revistas/arte/11/23%20halcon.pdf
 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario